¿Cómo sabes en qué invertir?

Finanzas

Entre tantas opciones, ¿cómo encontrar las mejores aplicaciones financieras para este año? Enumeramos algunos que usted debería tener en su cartera y aún así presentar un nuevo tipo de inversión en el que el beneficio potencial puede ir en las alturas.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de invertir es conocer la rentabilidad de las mejores aplicaciones financieras. Es decir, ¿cuánto recibirá cuando invierta en un determinado producto? Pero la respuesta no es sencilla, porque hay muchas posibilidades de inversión, cada una con un potencial de rendimiento diferente. En este proceso, surgen dudas y no se sabe a quién consultar.

Es esa historia: usted ya ha escuchado que mantener el dinero en ahorros es relativamente seguro, pero en términos de rentabilidad está lejos de ser lo ideal. Por ejemplo, cuando la inflación es alta, usted puede estar perdiendo dinero al mantener su inversión allí.

Antes de buscar un banco o depositar una cantidad en una solicitud que te recomendó un amigo, puedes incluso responder a una de las preguntas clave. Por ejemplo:

    • ¿Cuánto quieres ganar y con qué propósito?
    • ¿Cuánto tiempo le toma alcanzar su meta?
    • ¿Qué nivel de riesgo acepta?

Esto revela un poco acerca de su perfil y también lo abierto que está a probar opciones con rendimientos mucho más atractivos. A continuación, hablaremos de 6 opciones de inversión para que pueda empezar a construir una cartera equilibrada, con las mejores aplicaciones financieras del mercado, de una manera muy didáctica.

Lo primero es definir qué es una inversión financiera. Probablemente, ya se puede imaginar, pero es bueno dejar claro que la expresión se refiere a cualquier inversión realizada en una institución financiera.

Esto incluye, por ejemplo, movimientos básicos como la colocación de una cantidad de dinero en un fondo de renta fija o la compra de un activo, que puede ser el stock de una empresa.

Cuando se mencionan estas dos formas de inversión, ya se puede imaginar que existen diferencias importantes entre una inversión financiera y otra. Pero, en general, las variaciones ocurren:

a) Mínima inversión inicial – dependiendo del tipo de producto financiero, es común tener una cantidad mínima requerida;

b) Vencimiento y liquidez – algunas inversiones financieras tienen un tiempo mínimo para retirar dinero;

c) Rentabilidad – la forma de calcular la rentabilidad es diferente para cada inversión, teniendo en cuenta los posibles rendimientos y costes;

d) Grado de riesgo – algunas opciones son más seguras que otras. En general, las inversiones menos arriesgadas ofrecen menos rendimiento. Por otro lado, para conseguir mayores rendimientos, es necesario aceptar más riesgos;

e) Modo – existen básicamente dos tipos: de renta fija y de renta variable. En la primera, el inversor suele asumir menos riesgo. Además, al realizar la inversión financiera, es posible saber cuánto recibirá o, al menos, seguir algún índice que servirá de base para calcular la rentabilidad. En la renta variable, hay más posibilidades de resultado y no existe una rentabilidad específica “garantizada”. Los inversores que buscan rendimientos superiores a la media suelen destinar una parte de su cartera a inversiones en renta variable.

Deja un comentario